Carmen Molina Fotógrafa | Volver a Navarra.
16783
post-template-default,single,single-post,postid-16783,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Volver a Navarra.

Había muchas ganas de volver a Navarra. Me trae unos recuerdos muy especiales. Allí he vivido momentos que me han llevado al límite como la escucha del nuevo disco de Marea en su estudio de Berriozar o el multitudinario concierto de Medina Azahara en pleno San Fermín. Qué recuerdos. Y es que Navarra es cuna de grandes rockeros como la gran Aurora Beltrán, los Koma, esos Barri o los antes citados Marea con Kutxi Romero a filas.

La última vez que intenté subir hace unos años a la Sierra de Irati había caido una nevada de aupa y no pude pasar de la entrada. Esta vez si pudo ser.

He de decir que mi estancia fue corta pero muy intensa. Mis dos acompañantes son maravillosas. Esa conexión es tan especial que su propia compañía te aporta esta tranquilidad para tu alma que tanto se necesita.

El entorno también ayuda. Mi sensación de un constante sueño cumplido es indescriptible.

He de alabar la paciencia de mis compis de mochila. Gracias infinitas por entender a una fotógrafa inquieta y curiosa. Lo que normalmente se tarda en recorrer 10 minutos con un fotografo se tarda 60. Este es el caso.

Esta foto es para vosotras dos.

Me llama la atención la diversidad de paisajes dentro de una misma comarca y a pocos kilómetros a la redonda.

 

Nada que envidiar a California, Suiza, Canada, Croacia o el mismísimo desierto de Arizona. Navarra tiene todo eso y mucho más. Para muestra un botón.

No Comments

Post A Comment